Esta semana hemos comenzado con una mala noticia, esperada y temida por muchos. Microsoft, a través de Joe Belfiore anunciaba el final de Windows 10 Mobile. Esto levantaba toda una serie de críticas y rumorología. Por supuesto los dos objetivos eran las áreas de hardware de Surface y Xbox.

Surface, un elemento indispensable para Microsoft

En esta ocasión hablaremos sobre la rumorología del final de Surface. Mucha gente indicaba que, debido a las discretas ventas, Surface podría ser el siguiente damnificado de la estrategia de Satya Nadella. El problema de estas críticas es que se hacen sin datos.

El impacto en la compañía

En este caso, Microsoft también es culpable de esta situación al no ofrecer datos sobre las ventas de la familia de dispositivos se alimenta ese rumor. La realidad es que Surface es un departamento importante dentro de la contabilidad de Microsoft. Supone nada más y nada menos que un 5% dentro de su contabilidad.

La realidad de la situación es que Surface sigue creando tendencia, ofreciendo un hardware diferente y que está teniendo una gran acogida. Sin ir más lejos, Bankinter, uno de los principales bancos de España, dispone de una Surface Hub en cada sala de reuniones. Pudiendo llegar a 30 equipos diferentes.

Suface y su éxito

Surface es una línea de productos enfocados a la empresa. Estos productos están teniendo el alcance deseado por Microsoft y, ahora que es un elemento establecido y de confianza, no se apartarán de esta línea. Tanto es así que hasta el propio Panos Panay ha salido a la palestra y ha indicado que estas noticias son especulaciones de tabloides.

Por tanto, si Surface es un producto que se adapta a vuestras necesidades, no dudéis en comprarlo. La familia Surface tiene asegurada su viabilidad durante muchos años. Confiamos en que Microsoft continúe siempre vinculada al hardware como lleva haciendo desde hace más de 20 años. Llevando la innovación a todas las áreas.