A falta de dos semanas para el lanzamiento de Sea of Thieves en Xbox One y Windows 10, la desarrolladora ha abierto el último periodo de pruebas del juego para todos aquellos que quieran probarlo y encontrar fallos antes de su lanzamiento.

Juega a la beta final hasta el 11 de marzo

La beta final de Sea of Thieves para Windows 10 y Xbox One trae consigo nuevas características, errores solucionados, y algunos aún presentes, y mejoras para aquellos que posean una Xbox One X. Esta es la lista oficial de cambios:

  • Xbox One X tiene ahora resolución 4K, con texturas y mejoras gráficas incluidas.
  • Los jugadores comenzarán una nueva partida aunque hubieran participado en anteriores betas.
  • Alianza Mercantil: Llega una nueva compañía a Sea of Thieves. Podrás capturar animales y otros objetos y comerciar con la compañía en un tiempo establecido.
  • Los Fuertes ahora podrán usarse para determinados eventos, puesto que hay muchos vacíos y sin uso, por lo que serán aprovechados para dicho fin.
  • Ítems equipables: ahora hay una nueva variada selección de objetos que se podrán equipar en el jugador.

En cuanto a limitaciones, los jugadores solo podrán llegar al nivel 25 con las diferentes comercializadoras, bloqueando algunos ítems de personalización, armas y otros objetos para cuando el juego salga el 20 de marzo. La descarga será de 8.95 GB en Xbox One, en Windows 10 crecerá hasta los 18.25 GB mientras que la versión 4K de Xbox One X conllevará 18.98 GB totales de descarga. La beta final estará disponible hasta el 11 de marzo a las 11 horas en horario peninsular.

Sea of Thieves llegará como título Play Anywhere, lo que permitirá que, con una sola compra, se pueda jugar tanto en Xbox como PC. Por otro lado, estará disponible en Xbox Game Pass desde el día de su lanzamiento.