Desde que Microsoft anunciase Windows 10, hemos visto cómo la empresa dirigida por Satya Nadella convertía sus distintos productos en servicios, buscando estar presente en cualquier lugar sin importar la plataforma. Sin una plataforma móvil en el mercado, los de Redmond decidieron usar la estrategia del “Caballo de Troya” e intentar introducir sus servicios a través de iOS y Android.

Con este cambio de rumbo intentaban, también, aumentar la integración entre el sistema operativo de escritorio y las plataformas móviles de la competencia. El primer paso pudimos verlo con una característica llamada “Experiencias compartidas”, que gracias a las APIs de Project Rome permitía al desarrollador llevar la experiencia de la aplicación a cualquier dispositivo del usuario de forma sencilla.

El objetivo es aumentar la integración PC-Smartphone

Este inicio llegaba con Anniversary Update, aunque solo era posible realizarlo entre aplicaciones UWP, por lo que acabó perdiendo sentido tras la situación de Windows 10 Mobile. Pero fue en ese momento también cuando comenzó la integración con Android gracias a Cortana, permitiendo la sincronización de notificaciones.

Posteriormente, con Creators Update, Microsoft publicaba un SDK de Project Rome que permitía su compatibilidad con aplicaciones de iOS y Android, de forma totalmente nativa. Por lo tanto, el desarrollador no estaba obligado a utilizar tecnologías de la empresa más allá de este SDK para utilizar el conjunto de APIs en su aplicación.

El último paso, de cara a Fall Creators Update, será la posibilidad de seguir consultando una página web o enviar sitios web a nuestros equipos con Windows 10 desde iOS o Android. Al parecer, este podría ser el primer paso de una estrategia algo más ambiciosa.

Microsoft Edge vs Google Chrome en iOS y Android

Según FrAndroid, antes de finalizar el año Microsoft daría un paso más y presentaría Microsoft Edge en iOS y Android, lo que supondría un paso más en la estrategia del navegador de rivalizar de forma clara contra Google Chrome. Recordemos que Microsoft no ha sido especialmente laxa a la hora de mostrar públicamente esta rivalidad.

Pelea entre navegadores

Si esta posibilidad se materializase, Chrome se encontraría con un duro rival, puesto que ya ha demostrado batirle en todos los benchmarks de rendimiento y autonomía en PC. Con esto, además, se encontraría con la posibilidad de que los usuarios podrían sincronizar favoritos, historial, sesiones y contraseñas entre PC y smartphone, principales bazas de Google Chrome en la actualidad.

Dicha fuente menciona que el objetivo de Microsoft Edge en smartphones para superar a Chrome serían un consumo mucho más reducido de batería y uso menor de memoria RAM. En cualquier caso, seguiremos pendientes de cómo evoluciona este rumor ya que podríamos encontrarnos con un gran golpe en el mundo de los navegadores.