Desde que Microsoft presentase su tienda de aplicaciones con Windows 8, el límite de dispositivos en el que podíamos instalar las apps adquiridas ha ido variando con cada nueva iteración del sistema operativo. En principio este límite se encontraba en cinco dispositivos, aunque por aquel entonces el ecosistema se encontraba en sus inicios y las tiendas eran distintas en función del tipo de dispositivo (Windows 8, Windows Phone 8 y Windows RT).

Con Windows 8.1, el límite de dispositivos crecía hasta 81, en concordancia con el nombre del sistema operativo. Pero, finalmente, en julio de 2015, con la presentación de Windows 10, veíamos como este límite se reducía hasta 10 dispositivos. En esta ocasión, con un ecosistema de hardware algo más asentado, veíamos cómo este número de equipos podría quedarse corto al compartir la misma tienda entre PC, tablets, smartphones, IoT, Xbox, HoloLens…

Ahora, Microsoft ha decidido incrementar este límite en 200 veces, por lo que podremos despreocuparnos al poder instalar una misma aplicación en hasta 2000 dispositivos. La actualización del límite en las cuentas Microsoft está siendo gradual, por lo que podríamos tardar algunas semanas en verlo actualizado en nuestras cuentas.

La situación en los ecosistemas de Apple y Google

Con este movimiento Microsoft consigue colocar este punto de su ecosistema por delante de la empresa fundada por Steve Jobs. Los usuarios del ecosistema Apple, aunque las tiendas de iOS y MacOS son distintas, solo pueden instalar una misma aplicación en hasta diez dispositivos.

Sin embargo, la situación del ecosistema de Google es totalmente distinta, pudiendo instalar una misma aplicación en un número ilimitado de dispositivos asociados a una misma cuenta Google. En cualquier caso, parece realmente difícil alcanzar el nuevo límite de 2000 dispositivos de las cuentas Microsoft. ¿Afectará este cambio a los ingresos de los desarrolladores? ¿Os parece suficiente este nuevo límite? ¿Qué otros cambios haríais en la Tienda de Windows?