El Internet de las Cosas (IoT, de sus siglas en inglés) va implantándose poco a poco en una sociedad cada vez más conectada. Además, si la combinamos con el poder de la nube de Microsoft, Azure, tenemos el cóctel perfecto para administrar y monitorizar cualquier tipo de aparato electrónico. Ascensores incluidos.

La compañía ThyssenKrupp ha desplegado en España su tecnología más puntera, de esta manera miles de ascensores en todo el territorio están conectados y enviando datos a la nube hoy. El plan de la compañía es conectar alrededor de 180.000 ascensores en todo el mundo a finales del próximo año 2017. España, junto con Estados Unidos y Alemania, ha sido uno de los países pioneros para el lanzamiento inicial de MAX potenciado además por la presencia de ThyssenKrupp en el país, donde cuenta con tres plantas y un centro de i+D+I y más de 5.000 personas.

Oficinas de ThyssenKrupp

Entre los clientes que ya disfrutan de MAX, que mejora el tiempo de actividad de sus ascensores, encontramos empresas como Mercadona, El Corte Inglés, BBVA, Metro de Madrid,… Para este último, que gestiona sobre los 1.5 millones de pasajeros al día, MAX se presenta como una herramienta realmente útil para la movilidad de los usuarios y el tiempo que invierten en sus trayectos.

Andreas Schierenbeck, CEO de ThyssenKrupp Elevator, ha declarado que “las ciudades de hoy en día requieren de innovaciones para satisfacer los desafíos que plantea la urbanización. Max es la incorporación perfecta al ya de por sí impresionante portfolio de soluciones que España maneja a la hora de mejorar la eficiencia urbana y hacer de las ciudades un mejor lugar para vivir. Nosotros, dede thyssenkrupp, estamos orgullosos de contribuir en la transformación de un país que desde hace tiempo lidera el camino de las ciudades inteligentes, utilizando nuestra tecnología más avanzada y nuestra experiencia en ingeniería para mejorar aún más la fiabilidad y seguridad en la movilidad urbana“.

¿Cómo funciona MAX?

Con MAX, los ascensores tendrán conexión con Azure, lo que permite establecer un control preciso de todas las funciones del ascensor como la velocidad de funcionamiento, la capacidad o los mecanismos de las puertas. Estos datos son analizados mediante un algoritmo único que envía informes y diagnósticos precisos directamente al técnico. Con todo esto se consigue que el ascensor “hable” al técnico y le ofrezca las necesidades específicas de mantenimiento.

Ascensor MAX de thyssenkrupp

En el futuro, MAX podrá predecir los problemas de mantenimiento antes de que ocurran basándose en los parámetros del anterior párrafo, avisando también de la necesidad de sustituir sus piezas y componentes antes de que termine su ciclo de vida. Además ofrecerá ventajas del lado del clientes, ya que podrá planificar con suficiente tiempo las reparaciones necesarias con total comodidad y transparencia.

La compañía thyssenkrupp prevé que para el año 2018, MAX será compatible y podrá instalarse en un 80% de ascensores alrededor del mundo, mejorando también en las capacidades de la compañía para el mantenimiento de equipos de terceros.

ThyssenKrupp y HoloLens

MAX se une con la plataforma holográfica de Microsoft, HoloLens, y transformará globalmente las intervenciones de mantenimiento de la compañía. Usando las HoloLens, los técnicos de mantenimiento podrán visualizar e identificar los problemas del ascensor incluso antes de llegar al lugar donde está instalado. Tendrán acceso remoto a la información técnica sin usar las manos, lo que se traduce en un gran ahorro en tiempo y estrés. Las primeras pruebas prácticas ya han demostrado que una intervención de mantenimiento se puede realizar hasta cuatro veces más rápido con el uso de HoloLens que antes de usarlas.