Estamos en una época en la que los avances tecnológicos llegan cada vez más rápido a los consumidores. Esta popularización de la tecnología está siendo una verdadera revolución en muchos sectores como el de los medios de comunicación o incluso el transporte. Aunque no seamos del todo conscientes, Internet ha supuesto un gran cambio en nuestras vidas, Amazon, Uber, Blablacar, YouTube y las propias páginas web de comunicación, como Microsoft Insider, son un claro ejemplo de cómo han cambiado muchos de nuestros hábitos.

Gracias a la tecnología están cambiando los modelos de negocio, unos cambios que poco a poco terminarán afectando a todos los sectores. Hoy hemos podido conocer en el blog de Microsoft Health el punto de vista del Doctor Simon Kos, gerente de la División de Salud de Microsoft Australia.

Los avances tecnológicos están proporcionándonos importantes alternativas a los modelos tradicionales, facilitando la accesibilidad a estos, ahorrándonos tiempo y reduciendo los costes. Según Simon Kos esta evolución tiene que terminar llegando tarde a todos los sectores, incluso a la sanidad.

Al principio puede parecernos extraño, pero ¿no está pasando ya? ¿Quién de vosotros no ha comprado nunca nada por Internet? ¿Cuántos seguís comprando periódicos y revistas en el quiosco? ¿Por qué no iba a ocurrir igual con el resto de sectores? La industria ya dispone de las herramientas necesarias como para empezar a ofrecer estos servicios, únicamente falta enfocar correctamente los recursos de los que ya se disponen.

La compañía de Redmond dispone de los recursos necesarios para que estas prácticas puedan empezar llevarse a cabo. Recordemos que desde el mes de abril Microsoft está trabando en un proyecto en colaboración con MDLIVE con el cual se pretende llevar la telemedicina a Windows Phone y no hablemos de lo que HoloLens podría llegar a ofrecer en este campo. Veremos que pueden terminar consiguiendo los avances tecnológicos.