Desde la llegada de Phil Spencer, los fans de la marca no nos imaginábamos hasta qué punto el nuevo fichaje de la división Xbox iba a cambiar las cosas (para bien); el que antaño sustituyó al nefasto Don Mattrick como Jefe Maestro de la sección de entretenimiento, ha superado las expectativas de muchos desilusionados con la marca verde. Ahora, un pequeño paso para Phil puede convertirse en un gran salto para la industria: llega Project xCloud.

Pero, ¿qué es Project XCloud?

En un artículo anterior repasamos la historia de Xbox y el posible futuro de la plataforma; servicios como Game Pass o la retrocompatibilidad afianzan a la marca Xbox y la sitúan en una posición cómoda. Sin embargo, durante el E3 del pasado junio, Phil Spencer anunció un servicio basado en la nube. Por otro lado, recientemente se ha filtrado información relacionada con servicios de streaming, pero esto va mucho más allá.

Esta iniciativa pretende llevar el juego en streaming del catálogo Xbox sin necesidad de disponer de una consola u ordenador. Una tablet o smartphone serán suficientes, y se podrá jugar junto con un controlador de Xbox One o la propia pantalla táctil del dispositivo.

El corazón de Azure

La ambición de este servicio no es baladí; Microsoft ya ha anunciado que están trabajando para que tanto el catálogo actual como el futuro sean compatibles con dicha tecnología. Y además sin perder calidad en el proceso. La ingente tarea será posible gracias a la enorme infraestructura de Data Centers desarrollada a lo largo de estos últimos años.

Resultado de imagen de azure

Parece ser que la idea es convertir este servicio en una opción que traspase generaciones y sea completamente independiente; para ello hace falta una enorme potencia de cálculo, cosa que parece están desplegando ya. El vídeo de abajo muestra, a modo de explicación gráfica, cómo usan placas madre de Xbox One para dicha tarea en las regiones donde existen los servidores de Azure.

Project Scarlett y el formato físico

Esta información da que pensar. Por un lado Microsoft se cubre las espaldas y tranquiliza a los usuarios: no se trata más que una opción más para acceder a la plataforma de videojuegos que es Xbox, de manera más cómoda, sencilla y barata. Por otro lado, afirman seguir apostando por el hardware local y el modelo de consola tradicional.

Sin embargo, dada la enorme envergadura que tiene este proyecto, tiene todas las papeletas para quedarse en el futuro si la cosa funciona, e incluso formar parte de la Xbox de siguiente generación, o Project Scarlett, como un servicio más junto a Game Pass o Xbox Live.

Resultado de imagen de broken cd

Es pronto todavía para pensar en que el formato físico desaparecerá en la siguiente generación, pero esta clase de innovaciones llegan inexorablemente a la desaparición de dicho formato. Game Pass fue el primer aviso, Project xCloud parece el primer disparo, y dentro de 10 años veremos si la bala ha dado o no en el blanco. Por ahora solo queda esperar, eso sí, mientras jugamos.