ChromeOS es sin duda la eterna apuesta de Google para asaltar al mercado de los ordenadores personales. Se podría comparar, salvando las enormes distancias, con la espinita que Microsoft arrastró con un sistema operativo móvil que cuajara. La diferencia más significativa es que Google todavía no se ha rendido e incluso ha encontrado un nicho de mercado más o menos estable como el sector educativo en Estados Unidos.

Pero, a pesar de haber habilitado el funcionamiento de las aplicaciones de Android en ChromeOS, no termina de despegar y el final de la pista cada vez está más cerca. Hasta ahora las filtraciones apuntaban al desarrollo de un proyecto llamado internamente Campfire para los Pixelbook.

¿Qué es Campfire para ChromeOS?

Campfire sería una herramienta que estaría siendo desarrollada por la propia Google con el fin de habilitar un dual-boot (arranque dual) con Windows 10 y ChromeOS.

La gente de XDA-Developers han reportado que esta herramienta no solo estaría disponible para los Pixelbook (dispositivos de Google) sino que más OEM podrían disponer de ella. Para llegar a esta conclusión se han basado en las diferentes variantes de Campfire mostradas en GitHub que corresponderían a diferentes combinaciones de hardware.

Al parecer y siempre según XDA-Developers, esta función requeriría unas especificaciones algo más superiores que las mínimas para correr Chrome OS. Por lo pronto, se necesitarían al menos 40GB libres en la memoria cuando los Chromebooks más baratos tienen 32GB.

Según sus indagaciones, sería realmente sencillo usar Campfire y no tendrías que habilitar el modo desarrollador. Para que esta herramienta sea completa, Google debería de dotar a sus Chromebook de un firmware actualizado.

Si tienes un Chromebook o tienes planeado hacerte con uno, seguro que este nuevo proyecto es de gran interés. Con él, se salvarían todas las limitaciones que objetivamente tiene ChromeOS y podrías disponer de un sistema operativo completo como es el caso de Windows 10. Este modo de dual-boot lo vemos prácticamente a diario en las ya clásicas tablets de marcas chinas (Haier, Chuwi,…) en las que podemos elegir Android o Windows 10 según la tarea que vayamos a realizar.