En los últimos meses, Microsoft y Kaspersky vieron cómo en su relación aumentaban las tensiones cada día. La empresa antimalware rusa exponía que los de Redmond habían ideado Windows 10 para potenciar al máximo Windows Defender y dejar sin espacio a antivirus de terceros, utilizando para ello comportamientos monopolísticos. Recientemente, de las acusaciones pasaban a los tribunales europeos para dilucidar quién tenía razón en estos aspectos.

Pese a que Microsoft había intentado mantener reuniones con los directivos de Kaspersky para resolver sus diferencias, ninguna de ellas era aceptada por parte de la compañía de antimalware. Ahora conocemos, gracias a Rob Lefferts, director de partners de Microsoft para Empresas y Seguridad, que ambas empresas tuvieron la oportunidad de terminar con estas disputas en la Microsoft’s Virus Initiative que se celebró el mes pasado.

Los cambios llegarán con Fall Creators Update

La empresa liderada por Satya Nadella llegó a un acuerdo por el que introducirá una serie de cambios en la próxima gran actualización de Windows 10, Fall Creators Update, que llegará entre septiembre y octubre. Los cambios se centrarán en la forma de interactuar de los antivirus de terceros con el usuario, aumentando su nivel de integración en el sistema operativo y dándoles el mismo nivel de visibilidad que a Windows Defender. Esta es la lista completa de cambios:

  • Microsoft trabajará de forma más cercana con las empresas antivirus para ayudarles a comprobar la compatibilidad antes de cada actualización de características de Windows 10. Esto significa que los clientes recibirán la actualización una vez que se hayan resuelto los problemas de compatibilidad con su software antivirus.
  • Los proveedores de antivirus tendrán mayor visibilidad y conocerán de primera mano la programación del lanzamiento de nuevas actualizaciones. Esto supone aumentar la cantidad de tiempo que los partners de antivirus podrán probar las últimas compilaciones antes de que las actualizaciones de características lleguen a los clientes.
  • Los proveedores antivirus usarán sus propias alertas y notificaciones para renovar los productos antes y después de que hayan expirado.
  • Windows cambiará la forma en la que informa a los usuarios de que la aplicación antivirus ha expirado y no se mantiene su protección. En lugar de proveer una notificación toast inicial que lo usuarios pueden ignorar, la nueva notificación será persistente y permanecerá en pantalla hasta que el usuario permanezca renovar su solución existente o escoja Windows Defender o un antivirus de otro proveedor.

Estos cambios han sido bien vistos por el proveedor de soluciones ruso, que ha decidido retirar las demandas a Microsoft por comportamiento monopolístico en la Unión Europea y Rusia. De hecho, Kaspersky ha publicado un post en su blog en el que muestra su satisfacción de las nuevas medidas de la empresa estadounidense en cuanto a protección de los usuarios en Windows 10:

Estamos absolutamente satisfechos con los cambios que se implementarán en Fall Creators Update y tomaremos las medidas necesarias para retirar nuestras denuncias e informar a los organismos reguladores de que ya no tenemos asuntos que Microsoft pueda abordar.