Gran parte de la evolución que ha sufrido Windows 10 en estos dos años desde su lanzamiento podemos verlo en algunas de las aplicaciones del sistema, como es el caso de Groove Música. El servicio de música llegó para sustituir a Xbox Music con muchas carencias, comenzando con un nombre traducido de mala manera, pero los de Redmond han seguido trabajando hasta igualar a su predecesor.

Ahora, gracias a Brad Sams, conocemos que en la próxima actualización de Groove Música llegarán un gran número de características que los usuarios de Windows 10 llevan demandando desde hace algún tiempo. Entre las novedades nos encontramos la visualización musical (similar a la característica de Windows Media Player), un ecualizador y mejoras en la creación de listas de reproducción.

Visualizaciones musicales

De la misma forma que ocurre en Windows Media Player, Groove tendrá soporte para visualizaciones con imágenes animadas basadas en la amplitud de frecuencias de nuestra música. Ahora mismo, hay dos tipos de visualizaciones, cada una con su esquema de colores, y pueden ser configuradas para utilizarse durante toda la reproducción o para alternar con cada canción.

Visualización

Las cintas crean algo así como cintas de papel, una por cada banda de frecuencias, fluyendo de forma sincronizada con nuestra música. Mientras, todo el plano de la cinta se distorsiona, cambia de posición y queda flotando por la pantalla, con unos efectos de cámara que alterna entre los distintos ángulos.

Visualización

Puntos, llamados de forma interna Dottopia, llena la pantalla de partículas que vuelan en torno a un punto central que también se mueve. Todo esto sucede mientras cambian de color y crean movimientos coreografiados. Además, en ocasiones, los puntos se combinan para crear representaciones de la carátula del álbum que se está reproduciendo y otras imágenes.

Ecualizador

Ecualizador

En cuestiones musicales, todos tenemos distintos gustos sobre qué música suena bien, especialmente al encontrarnos una gran variedad de hardware de audio. Es por ello que con un ecualizador podremos ajustar la música a nuestros gustos ajustando la amplitud de las señales de audio de frecuencias particulares.

El nuevo ecualizador agrupa las frecuencias en cinco bandas desde bajo hasta alto. Al mover el cursor de cada grupo, podremos ajustar estos niveles con la posibilidad de aumentarlos o disminuirlos en 12 decibelios, aunque también tendremos la posibilidad de utilizar niveles preajustados para aquellos que no seamos tan duchos en la materia.

Recomendaciones destacadas

Recomendaciones

De forma muy similar a las listas de reproducción autogeneradas de Spotify, con un mix diario y descubrimientos semanales, Groove tendrá dos listas similares que aparecerán de forma destacada en la página de Recomendaciones. Por supuesto, estas listas estarán generadas en base a la música que nos gusta y a las canciones que hemos escuchado.

Personalización de las listas de reproducción

Personalizar listas de reproducción

El pasado mes de marzo, llegaba a Groove la posibilidad de compartir las listas de reproducción con algunas novedades, como la posibilidad de personalizar algunos detalles sobre las listas. Hasta el momento, podíamos añadir un título, una breve descripción y cambiar la carátula de la lista antes de compartirla. Ahora, en cuanto a la carátula, podremos capturar una imagen, elegir una que tengamos guardada y personalizarla a nuestro gusto con los controles de Windows Ink.

Creación automática de listas de reproducción

Creación automática de listas de reproducción

En las próximas semanas, a la hora de crear una lista de reproducción, Groove se encargará de todo en base a los parámetros que le indiquemos. De esta forma, simplemente pasándole el género, artista, ritmo o incluso la época, el servicio de música se encargará de hacernos una lista de reproducción adaptada a nuestros gustos.

Otras pequeñas mejoras

Además de las novedades descritas en el artículo, Groove también recibirá otras pequeñas mejoras, como la posibilidad de compartir una lista de reproducción o las canciones que estemos escuchando directamente en Facebook o Twitter. También, podremos reportar a otros usuarios del uso inadecuado de las listas de reproducción, y habrá novedades en cuanto a la edición de los metadatos de las pistas.