Microsoft Research es una subdivisión de la empresa de Redmond que con la tecnología más puntera emprenden nuevos proyectos de investigación. Hoy es el turno de Ashish Kapoor y Eric Horvitz, que han aplicado las últimas novedades en inteligencia artificial para responder a una de las preguntas más antiguas de la humanidad: ¿Qué tiempo hará mañana?

Estos científicos han usado la tecnología machine learning y han desarrollado un método predictivo más preciso que el tradicional. Este nuevo método podría ayudar a descifrar el clima en las circunstancias más complicadas, por ejemplo, la manera que el cambio climático está afectando a los patrones meteorológicos que hasta ahora están funcionando o también a predecir unas condiciones atmosféricas a más largo plazo.

A diferencia de los métodos de predicción tradicionales, donde los meteorólogos se basan únicamente en simulaciones físicas, Kapoor anuncia que ellos solamente se han limitado a la recolección de datos sin hacer suposiciones restrictivas y condicionantes, para ver cómo realmente la naturaleza se comporta.

Avión sale de la tormenta al atardecer

Pero hasta hace muy poco era imposible la toma y guardado de estos datos, y mucho menos sacar patrones automáticamente. Con el machine learning las personas pueden manejar grandes conjuntos de datos y analizarlos utilizando sistemas informáticos, si aplicamos además algoritmos tomados en base a predicciones y comportamientos pasados, tenemos una máquina muy capaz que no para de aprender y de mejorar su refinamiento de manera automática.

Los investigadores han utilizado datos históricos de presión atmosférica, temperatura, punto de rocío y vientos, para tener una base desde donde comenzar a afinar el sistema y que el machine learning entrene con predicciones y sucesos ya pasados. Se aplican entonces una mezcla de modelos físicos y diferentes métodos del aprendizaje automático, incluyendo redes neuronales profundas. Misma técnica usada para mejorar enormemente la clasificación de imágenes, reconocimiento de voz y la traducción. Para más información podéis entrar en este enlace del blog oficial de Microsoft Research.