Tal y como podemos ver en este documento de Soporte, Microsoft ha cambiado la forma en la que Windows 10 trata a los dispositivos de almacenamiento USB a partir de la actualización de octubre (1809) y siguientes.

Dos modos con dos funciones

Desde que los dispositivos USB llegaron a nuestra vida, los usuarios siempre han sido advertidos de que quitar el USB sin utilizar la opción de “expulsar de forma segura” podría dañar los datos contenidos en dicho dispositivo.

Esto significaba que hasta la versión 1809 de Windows 10, los Sistemas Operativos utilizaban por defecto la opción de “mayor rendimiento” y por tanto, necesitábamos avisar al equipo de que íbamos a expulsar la unidad antes de hacerlo. Esta opción permite que Windows almacene en caché los datos en lugar de escribirlos al USB directamente, logrando así un mejor rendimiento (pero repito, con la contrapartida de la posibilidad de perderlos si no extraemos de forma segura el dispositivo).

mini PC

Después de dicha actualización, Microsoft ha cambiado la forma en la que Windows 10 trata a los dispositivos de almacenamiento USB y ahora el modo “predefinido” es el modo de “eliminación rápida”, sin necesidad de advertir al equipo de ello. En este modo, Windows no almacena en caché las operaciones de escritura del disco, con lo cual obtendremos un menor rendimiento.

¿Cómo elegir un modo u otro?

Tranquilos porque podremos alternar entre un modo u otro con unos sencillos pasos que a continuación os detallaremos:

Para cambiar entre los dos modos debemos irnos al Administrador de Discos y localizar y hacer clic en el dispositivo USB que hayamos introducido. Después de esto, debemos seleccionar “Propiedades” y “Políticas” para que nos deje elegir qué política utilizar. ¿Qué modo preferís vosotros?