Hace algún tiempo saltó la noticia de que Microsoft permitiría diferir a un momento posterior las actualizaciones pero sólo para Windows 10 Pro y Enterprise.

Ahora también para Windows 10 Home

Ahora, con la actualización de mayo, los informes sugieren que los de Redmond permitirán a los usuarios que cuenten con una licencia de Windows 10 Home pausar las actualizaciones por un máximo de 35 días. Con este anuncio, la capacidad de diferir las actualizaciones se extiende a todos los usuarios del Sistema Operativo.

Pasados esos 35 días en períodos de 7 días seguidos renovables, el usuario deberá actualizar antes de poder volver a hacer una pausa en las actualizaciones, tal y como explica Microsoft.

Además, la actualización de mayo de 2019 mejorará la configuración de Windows Update de otras formas como por ejemplo un panel de control separado para administrar la instalación de las actualizaciones, la citada posibilidad de diferirlas en el tiempo o para los usuarios Pro o Enterprise, el acceso a la configuración avanzada de Windows Update.

Las horas activas, por ejemplo, se incluyeron ya en Anniversary Update y, a partir de entonces, se podían configurar manualmente. Con la actualización de mayo Windows Update ajustará automáticamente las horas activas según los patrones de uso del usuario.