Microsoft finalmente ha permitido la compatibilidad entre DirectX 12 y Windows 7, que es algo que los usuarios del anterior Sistema Operativo llevaban pidiendo desde la salida de Windows 10 y que en un principio contaba con la negativa total por parte de Microsoft.

Todo tiene truco

Sin embargo, como ya habréis leído en el título y subtítulo, no es oro todo lo que reluce ya que el citado soporte no es a nivel de Kernel, sino a “nivel usuario” tal y como se puede ver en el documento oficial de Microsoft.

Esto significa que, por ejemplo, en juegos, el propio juego ha de implementarlo. De momento el único juego que lo soporta, tal y como pone en el mismo documento, es World of Warcraft aunque esto no quiere decir que en un futuro no llegue dicho soporte a más juegos.

Esta decisión no deja de sorprender cuando hace escasos meses se supo que el soporte para Windows 7 finalizaría totalmente en 2020 y dicho sea de paso, advertir que esto no significa que Windows 7 cuente con todas las bondades de DirectX 12 con las que cuenta Windows 10.