Parece ser que una vez más, una actualización de Windows 10 está dando algún que otro problema a algunos usuarios. Concretamente esta vez parece que lo que desciende es el rendimiento en algunos juegos.

Caídas de rendimiento en juegos

La actualización en cuestión es la KB4482887 y que en principio introduce una gran cantidad de soluciones a errores de rendimiento y del Sistema Operativo sin embargo parece ser que en algunos juegos de PC como Destiny 2 se han visto afectados con un importante descenso de rendimiento.

Por ejemplo, como podemos ver en el tweet de encima, un periodista de Verge quien se ha quejado en Twitter y que, según dice, las caídas de FPS en los juegos son bastante acusadas.

No ha sido el único usuario que ha experimentado este lastre en el rendimiento, puesto que según GadgetBridge los usuarios se han estado quejando también en Reddit con también un descenso en el rendimiento, stuttering, input lag y errores de sonido, tal y como detallan en los comentarios.

Por su parte, Microsoft ha admitido que la última actualización está llena de problemas y que ya están trabajando en una solución que esperemos, no tarde mucho. De momento lo único que se puede hacer es desinstalar la actualización en cuestión.