Hace un par de días saltó la noticia de que una de las actualizaciones de Windows 7 que suelen liberarse los martes (Patch Tuesday) estaban causando graves errores de activación.

Según los usuarios, está actualización (KB4480970) elimina la información de activación del registro, lo cual desencadena que Windows lance un mensaje de que el usuario cuenta con una copia pirata del Sistema Operativo.

Desde ese momento, Microsoft dijo que se iba a poner a investigar lo sucedido y a buscar soluciones, incluso los propios usuarios ya habían encontrado alguna forma de solucionar el programa mediante la edición del Registro. Aquí os dejamos el enlace de Reddit no sin antes hacer la advertencia que os hacemos siempre al modificar el Registro de que esto podría dañar el Sistema Operativo.

“El problema no está en la actualización”

Después de estos días, Microsoft confirma que el problema no está en la actualización, sino por sus servidores de activación (como ya había ocurrido anteriormente con Windows 10 cuando lo que habíamos hecho es actualizar desde un Windows 7 u 8.1.

Si bien el problema parece estar resuelto, se sigue recomendando a los usuarios empresariales que no instalen la actualización de la que hablamos o que, si lo han hecho, la desinstalen para evitar problemas.