Desde la aparición de Cortana en el ecosistema de Microsoft, muchos han sido los intentos por hacerla evolucionar para que resulta más práctica y no un mero buscador del sistema operativo; Microsoft ha querido que el asistente goce de una integración algo más profunda, guiándonos incluso en la instalación de Windows. Pero esto va a cambiar para algunos.

Hola Cortana, adiós Cortana

En el año 2017, los chicos de Redmond introdujeron al asistente virtual como guía para la instalación del sistema operativo. El objetivo de esto no era otro que familiarizar al usuario con la herramienta que es Cortana, alentándoles a que usen la voz para que el proceso resulte más natural.

Sin embargo, desde entonces ha habido muchas quejas; los Insiders han sido bastante claros al respecto, y su feedback sugiere que la releguen a un segundo plano. De hecho, para la mayoría de usuarios la voz de Cortana resulta molesta e inútil durante la instalación. Aunque se pueda desactivar manualmente, no deja de resultar una herramienta puesta con calzador para que la usemos sí o sí.

De esta manera, a partir de la actualización de abril de Windows – con nombre en clave 19H1 -la voz en off de Cortana pasará a ser muda, desactivándose de forma predeterminada en las ediciones Pro, Enterprise y Education.

Esto no quiere decir que la función desaparezca de las instalaciones, sino que no se activará por defecto, pudiendo seguir usándose para aquellos que sí vean útil guiarse por el asistente.