Hace algunos días los desarrolladores de Unity anunciaron en su blog la llegada del soporte de la API DirectX 12 a su motor para Xbox One.

Microsoft ya mira hacia la próxima generación de consolas que de momento sigue siendo un interrogante entre rumores de nubes y potencias descomunales que no se cree nadie que lleve un tiempo en este mundillo. Mientras tanto, los desarrolladores tienen que seguir comiendo y deben ceñirse a la actualidad y la realidad.

DirectX 12 para Unity

Al fin parece que la API de Microsoft empieza a funcionar después de varios años siendo “humo” y, por lo menos en el mundo del PC, haciendo funcionar el hardware de peor forma que con DX11. Hasta hace nada no eran pocos los juegos que funcionaban mejor (daban más FPS) bajo la anterior versión de la API pero actualmente la mayoría de los nuevos juegos muestran un mejor rendimiento bajo DX12.

Según nos cuentan en el blog de Unity, DirectX 12 permitirá una reducción del “driver overhead” permitiendo usar mejor las soluciones multi-núcleo y ganar rendimiento tal y como podemos ver en la imagen superior.

Durante todo 2019 harán de DX12 la herramienta por defecto para todos los nuevos proyectos aunque seguiran manteniendo aquéllos creados bajo DX11.