Hace ya algún tiempo desde que Microsoft anunció que el soporte para el uso de teclado y ratón en Xbox One iba a llegar y, de hecho, ya ha llegado en algunos juegos y éste seguirá ampliándose en un futuro.

Razer entra en juego

Que Razer estaba preparando sus propios periféricos específicamente diseñados era un secreto a voces, y que no iba a ser barato, también. Sin embargo quizás no esperábamos que tuviera el precio que tiene…

Tal y como podemos ver en la Microsoft Store, podemos hacernos con el Razer Turret por el módico precio de 249.99$.

El combo se compone, primero, de un teclado con switches mecánicos (por el momento desconocemos el tipo) e inalámbrico que funciona a 2.4 GHz y que se conecta, al igual que el ratón, a un dongle USB que deberemos poner en la consola. El teclado soporta tecnologías como Xbox Dynamic Lightning y Razer Chroma.

Xbox Razer Turret Keyboard

Por su parte, el ratón tiene su base en el ya conocido en este mundillo Razer Mamba con un sensor óptico 5G y hasta 16.000 DPI y, claro, también con switches mecánicos para sus botones prometiendo más de 50 millones de pulsaciones de durabilidad. También se conecta al dongle y cuenta con los sistemas de iluminación anteriormente descritos. Algo curioso es que la alfombrilla por la que lo desplazaremos viene integrada en el teclado y se puede ocultar cuando no se necesite.

Xbox Razer Turret Keyboard

Razer nos promete una duración de la batería de 11 horas con los efectos de iluminación activos en el teclado y 43 horas sin ellos, mientras que el ratón durará 30 horas con los efectos de iluminación activos y 50 sin ellos.

Este combo será compatible con cualquier PC Windows.

Hablemos del precio

Aquí lo que más llama la atención (como ya sabíamos, tal y como dije antes) es el precio. Así, de primeras parece desproporcionado (que de hecho, lo es) pero analicemos lo que tenemos en esos 250$.

El Razer Mamba Wireless lo tenemos a un precio de 122€ en Amazon, que es como he dicho la base del que se incluye en el pack. Para el teclado lo tenemos algo más complicado a la hora de establecer la comparación puesto que no conocemos el tipo de switches de los que dispone y, además, no es que Razer cuente con un teclado wireless de estas características.

Xbox Razer Turret Keyboard

El más parecido que encuentro, aunque tiene cable, es el BlackWidow Chroma V2 Tournament Edition. Se trata de un teclado TKL (sin numérico) y con una forma bastante similar. El precio es de 99€.

Sumando los precios de ambos nos dan unos 222€, pero hay que sumar el dongle para conectar ambas partes y, también hay que tener en cuenta que un teclado wireless es más caro que uno cableado siempre (a igualdad de características).

¿Merece la pena?

Las consolas no son una mejor plataforma que el PC para juegos competitivos en líneas generales (no es una verdad universal, no me matéis por lo que voy a decir). No todo el mundo juega con su consola conectada a un monitor de alta tasa de refresco (¿cuántos tenemos conectada la Xbox One a un televisor normal?) y con un lag de varios ms extras comparados con un monitor con panel TN que ya sí que es más frecuente encontrar en un PC.

Tenemos en cuenta también que a Xbox One se le puede conectar cualquier teclado y ratón, y hoy en día podemos hacernos con dicho combo de altas prestaciones por mucho menos de esos 250$.

https://i0.wp.com/image.redbull.com/rbcom/010/2015-12-02/1331763041375_1/0100/0/1/esports-futuro.jpg?fit=640%2C395&ssl=1

¿A dónde quiero llegar con todo esto?

Pues que en mi opinión no merece la pena dejarse el precio de una consola en sí en un teclado y un ratón que tienen una proyección competitiva para competir en consola (repito, en líneas generales, hoy en día hay mucho eSport en consola).

No es que el precio del pack sea caro de por sí (como acabamos de ver), sino que es caro para el dispositivo al que va destinado. Habrá entusiastas que lo compren y de verdad le saquen partido en una Xbox One X conectada a un monitor de 144Hz (juraría que actualmente ningún juego va a más de 60 FPS en consola) pero no creo que eso sea el grueso de los jugadores de Xbox.

Resultado de imagen de esports xbox

A lo dicho anteriormente, hay que sumar que los que compiten en videojuegos suelen huir de los dispositivos wireless que provocan latencias innecesarias y que no quieren ver ni en pintura. El sector wireless ha avanzado mucho en los últimos tiempos, pero sigue sin funcionar tan bien como una versión cableada del mismo periférico.

¿Qué opináis? ¿Creéis que será la tónica a partir de ahora la de lanzar productos de este tipo para consolas?