Desde hace algunos días (semanas incluso) se hablaba de que pronto llegarían unos nuevos SSD de diversos fabricantes cuyo punto fuerte y principal sería el ofrecer grandes capacidades a precios asequibles.

Llegan los Samsung QVO

Se comenzó hablando de Toshiba y recientemente Samsung ha anunciado sus nuevos SSD QVO. En concreto, la unidad que han anunciado es el Samsung 860 QVO, utilizando la misma nomenclatura que han usado hasta ahora pero añadiéndole ese apellido.

Esta nueva gama se basa en la arquitectura de flash NAND de celdas de niveles múltiples (MLC) de alta densidad de 4 bits y que contarán (de momento) con interfaz SATA y un encapsulado de 2,5 pulgadas, al estilo que nos tienen acostumbrados este tipo de unidades de estado sólido.

¿Dónde está el truco?

Las velocidades de lectura y escritura que prometen son de hasta 550 MB/s en lectura y 520 de escritura. Samsung además ofrece una garantía de 3 años o 1.440 TB escritos para la versión de 4TB, 720 para el de 2TB y 360 para el de 1TB.

El precio de estas unidades arrancará con 149$ para la versión de 1 TB y estarán disponibles a partir del 16 de diciembre de 2018.

El truco al que nos referimos en el título, según cuentan las malas ( o no tan malas) lenguas, está en la durabilidad de esta nueva línea de SSD (no sólo nos referimos a Samsung, sino a los de los otros fabricantes). Habrá que ver cuánto duran realmente estas unidades para ver si de verdad merecen la pena o no.

Obviamente este tipo de unidades va enfocado a un entorno doméstico y para nada profesional. Este tipo de SSD unidos a la bajada de precio del resto son una muy buena noticia para el consumidor final.