Parece que Xbox One (la familia entera) está llegando al final de su ciclo de vida (igual que le pasa a Sony con PS4) aunque la salida al mercado de Xbox One X con toda su potencia dio un soplo de aire a una generación de consolas rara, con consolas “inter-generación “y que se estancó rápido.

Sin lector de discos para abaratar costes

Según podemos ver en Thurrott.com, Microsoft estaría pensando en nuevo hardware para 2019: Una nueva versión de Xbox One S que en teoría debería ser menos costosa de fabricar para Microsoft y también un nuevo modelo de Xbox One más asequible para el consumidor y que no traería unidad óptica.

La primera consola de la que os hablamos sería lo que fue la Xbox 360 E, una consola lanzada al final de la vida de Xbox 360 y que contaba con un diseño similar al que tendría la futura Xbox One.

En cuanto a la segunda consola, según el informe de Microsoft podría ser incluso 100 $ más barata que la actual Xbox One S, lo que colocaría a la consola en una posición de mercado difícil de vencer con una PS4 que no baja de los 200€ salvo ofertas y promociones puntuales. Habrá que ver cómo contesta Sony.

Además de esta nueva versión de la consola, Microsoft estaría pensando en lanzar un programa que sería el encargado de transformar nuestras copias físicas en digitales para ser utilizadas en esta consola que, como ya hemos dicho, carece de unidad óptica. La idea, según cuentan, sería la de llevar la copia física a una tienda participante en el programa para que allí se nos intercambie por un código de descarga digital.

La versión sin disco llegaría a las tiendas en primavera de 2019 mientras que la económica tardaría más en llegar.

¿Qué opináis? ¿Preferís la versión en disco del juego como toda la vida o no os importaría sacrificar esto para obtener un mejor precio?