Desde hace algunos días (desde la actualización acumulativa para la actualización de octubre de Windows 10) algunos usuarios han estado reportando problemas con el audio de sus dispositivos, sin embargo, todavía no hay ninguna prueba de que esa actualización sea la causa de los problemas.

El problema parece ser de Intel pero de fácil solución

Parece que un controlador de Intel sin acabar fue lanzado a través de Windows Update antes de tiempo, a principios de esta semana. Después de instalar dicha actualización, los usuarios recibían un problema que decía que no existía una salida de audio instalada.

La respuesta por parte de Microsoft, además de dar la explicación que os acabo de poner ahí arriba, es que se desinstale dicho controlador.

Para ello debemos abrir el Administrador de dispositivos (podéis buscarlo con Cortana), buscar “Controlador de audio Intel SST” (la versión en cuestión es la 09.21.00.3755) y hacer clic con el botón derecho en dicho dispositivo, abrir “Propiedades” y “desinstalar dispositivo” en la pestaña de “Controlador”.

De momento Microsoft ha retirado ya la actualización de Windows Update y ya no será posible descargarla. Quedamos a la espera de que Intel, a través de Windows Update ponga a disposición de los usuarios otra vez la actualización.