Ayer se puso a disposición de todos la demo del próximo juego del estudio Playground Games, Forza Horizon 4, la subsaga desenfadada que deriva directamente de los grandes Forza Motorsport.

La primera entrega se puso a la venta allá por 2012, y prometía una experiencia Forza, pero llevada a un mundo abierto y con funciones online; de esta manera, retomó el testigo que nos dejó aquel maravilloso Test Drive Unlimited que tanto me gustó en su día, y que hoy recuerdo con mucho cariño.

En vista del éxito cosechado por esa primera entrega, Playground se atrevió a desarrollar y lanzar al mercado una segunda parte: cosechó un éxito aún mayor. Dada la calidad del título, fue lanzado en dos versiones: una para Xbox 360 y la otra para la todopoderosa y nueva (por aquel entonces) Xbox One.

Esta segunda entrega, fue a mi parecer, la mejor de todas: suponía un incremento en todo con respecto a su predecesora, incluyendo mapas, cantidad de vehículos, misiones, gráficos, carreteras, opciones de personalización, conducción, físicas, etc.

Si algo funciona… cámbialo porque quizás llegue a aburrir

En 2016 se lanzaba la tercera entrega del spin-off, cuya novedad residía en que los jugadores de PC recibíamos el juego por vez primera.

Esta entrega, pese a que añadía cosas como por ejemplo la conducción con nieve, las pruebas offroad y un mayor espectáculo visual en general, a mi parecer se quedaba solo en esto. El mapa (por mucho que digan) me parecía más vacío y pequeño que el de Forza Horizon 2. La fórmula se había estancado y seguíamos contando con carreteras muy rectas, largas y en poca cantidad para los tiempos que corrían.

Recordemos que ya teníamos entre nosotros juegos como The Crew, que pese a verse peor y tener unas físicas y una conducción mediocres, nos presentaba un mapa de E.E.U.U a escala con un sinfín de carreteras para circular, acercándose más a aquél TDU del que os hablaba antes.

El E3 viene para refrescar la cosa

Finalmente en el E3 de este mismo año fue revelada una cuarta entrega de la saga ambientada en Reino Unido (curioso, ya que en el anterior se ambientó en Australia, donde también se conduce por la izquierda).

Resultado de imagen de forza horizon 4 e3

Hace escasos días se filtró el mapa de esta cuarta entrega, y ahí empezaron mis miedos: el dibujado de las carreteras y el tamaño se me antojaba muy parecido en dimensiones al de Forza Horizon 3. A eso sumamos que llevan reciclando los modelados de los coches (de la mayoría) desde Forza Motorsport 3 y eso canta (por ejemplo en la pickup de Baja con la que puedes jugar en la demo, y que maquillan con algún que otro filtro y reflejo).

No obstante, actualmente tenemos en el mercado un juego que, por fin, parece haber dado con la fórmula de TDU (me refiero tanto a él porque básicamente es lo que, tanto FH como The Crew, han intentado resucitar) que es The Crew 2, aunque aún le queda bastante; destaca la falta de sincronización entre más jugadores, o la enorme extensión del mapa (45 minutos para ir de Costa a Costa en un Ferrari a 300 km/h de media).

“Ese es el Horizon que yo veo… Déjame que te lo muestre.”

Con estas palabras arranca la demo de Forza Horizon 4, la cuál saltó ayer a la Microsoft Store, y que me decidí a probar (a pesar de que con The Crew 2 tengo suficiente) porque sigo siendo un fan acérrimo de la saga.

La demo pesa unos 23 Gb una vez instalada y nos permite hacer la típica introducción narrada, en la que conduciremos el espectacular McLaren Senna que ya nos han ido enseñando desde el E3 (de hecho, es el coche que da portada al juego). ¿Mis primeras impresiones?: “qué bonito es todo”.

La demo está hecha para que veas el cambio más significativo y del que tanto han hablado desde el principio: el cambio de estaciones y cómo afecta a la conducción.

Cuatro estaciones y cuatro estilos de conducción.

Otoño

Comenzamos en otoño: el paisaje adquiere un tono marrón y amarillo. Además, hay hojas en la calzada que se levantan cuando pasas con el hiperdeportivo a unos 270Km/h por encima de ellas; luego, empiezas a adelantar a coches que el propio narrador del juego te va presentando. Aprovecho para acceder al Modo Foto donde tantas horas me he tirado en todos y cada uno de los Forza anteirores. Nada ha cambiado:

Aprovecho ahora para hablar de la conducción en asfalto seco. El coche se agarra como una lapa, aún cuando hemos quitado todas las ayudas habidas y por haber y los coches parece que siguen teniendo el mismo problema que lleva arrastrando Forza desde sus primeras entregas: el coche es subvirador siempre (se va de morro). Aún así la conducción me parece muy buena, arcade que es precisamente lo que Horizon busca pero no tanto como por ejemplo la de The Crew. De vez en cuando tiene algún toque de simulación que hace esbozar una sonrisa.

Invierno

La siguiente estación que nos presentan es el invierno y para ambientarlo toca correr con una pickup de BAJA corriendo por un monte nevado. Mucho han hablado de la importancia que le han dado a la conducción en la nieve, pero yo no he notado nada raro.

El coche sigue agarrando muchísimo aun en esta superficie y no es para nada real la sensación que transmite al mando, lo único que hace es deslizar un poco más. Aprovecho para decir que los efectos de partículas no me han gustado nada. La nieve que se levanta es más bien humo de color blanco y un poco más denso que el humo de los neumáticos y de vez en cuando hay efectos de salpicaduras en la cámara, pero poco más.

Primavera

Finalmente, la última estación que nos presentan es la primavera, pero no penséis que nos van a mostrar florecillas al sol. En esta ocasión vamos a llenarnos de barro hasta arriba al volante de un Ford Fiesta de RX mientras corremos por el monte a la vez que está diluviando. Una muestra más de los efectos climáticos que quieren enseñarnos. La conducción en barro, al contrario de la de la nieve, sí que me ha gustado.

El coche desliza más o menos de forma realista y se queda clavado en el barro al desplazarse lateralmente, cosa que notas en el mando gracias a la vibración. En esta ocasión corremos contra unas motos de motocross que no paran de hacer la elástica, es decir, podemos adelantarlos y sacarles una distancia considerable que en breves momentos los tendrás pegados a la trasera de tu coche para luego volver a soltar gas y desaparecer en el retrovisor dejándote ganar. Este es un punto en contra que Forza lleva arrastrando desde sus inicios en todos sus juegos.

Verano

Llegamos al final de la demo como tal y ya por fin nos dejan recorrer la porción de mapa en modo libre y es aquí donde voy a darle el tirón de orejas a Playground.

El mapa es muy pequeño

Después de seleccionar nuestro coche nos dejan libres y me propuse dar una vuelta. Como he dicho, no todo el mapa está disponible para recorrer en la demo como es lógico, la porción que podemos visitar es más o menos la que os pongo en la imagen siguiente, me falta un poco por debajo pero es que de momento no deja jugar con el zoom el mapa.

Esta porción de mapa representa, según he podido ver, más o menos 1/6 del mapa, quizás algo menos. De lado a lado de esta porción tenemos unos 3 Km y pico, no llegando a 4 y ya veis cómo es el mapeado de carreteras: muy escaso. No me parece de recibo que a las alturas que estamos se nos ofrezca un mapa tan escaso por muy bonito y pintoresco que sea.

Sí que he notado que la cantidad de tráfico es superior, siendo la mayoría de los coches Drivatares contra los que podemos competir.

Optimización

Poco más os puedo contar de la demo, mejor probadla vosotros y me contáis en los comentarios. Antes de terminar sin embargo, instalé la demo en 3 ordenadores diferentes para comprobar la optimización del juego. Tendremos un gama top, un gama alta y un gama medio-baja.

Gama Top

Este es mi propio PC que a grandes rasgos cuenta con una GTX 1080 Ti a unos 2000 MHz, un i5 8600K a 4.9 GHz y 16 Gb de RAM. En este PC el juego funciona al máximo en todos sus apartados gráficos a unos 60 FPS constantes y una resolución 4K. Vemos que es cierto lo que Playground anunciaba de que el juego funcionaría perfectamente en PC de gama alta.

Gama Alta

Aquí tenemos un i7 4790K a 4.7 GHz, 16 Gb de RAM y una GTX 1060 de 6 Gb. Con esta configuración se puede jugar perfectamente en una resolución de 1080p a 60 FPS constantes con absolutamente todo en ultra pese a que hay algún bajón a 55 FPS.

Gama Media-Baja

Este equipo más que gama media diríamos que es de gama baja. Cuenta con un i5 3570 a 4.1 GHz, una GTX 660 de 2 Gb y 8 Gb de RAM. Aquí el juego funciona en una calidad media aunque alguna cosa en bajo a unos 30 FPS constantes a una resolución de 1080p.

Vemos que es un juego bastante bien optimizado, pese a que en equipos antiguos (que por aquél entonces serían gama media-alta) funciona peor, aunque no es injugable.

Si queréis acceder a la Demo de Forza Horizon 4, sólo tenéis que descargarla de la Microsoft Store. Decir que esto es una demo y que el juego final puede verse mejorado en cuanto a rendimiento.