Intel ayer presentó los nuevos procesadores de la octava Generación de bajo consumo pensados para hacer frente a los todopoderosos (por lo menos en este mercado) Qualcomm.

Estos chips están pensados para los portátiles más ligeros y delgados y también para los 2 en 1 y están centrados en mejorar mucho el rendimiento comparados con sus antecesores pero, como siempre en esta gama, manteniendo una duración de la batería envidiable. En teoría deberíamos verlos ya en los próximos meses en los portátiles delgados y tablets.

Gama U e Y de Octava Generación

Los nuevos procesadores son los de la Gama U de Intel:

  • i7-8565U con 4 núcleos y 8 hilos hasta 4.6 Ghz.
  • i5-8265U con 4 núcleos y 8 hilos hasta 3.7 Ghz.
  • i3-8145U con 2 núcleos y 4 hilos hasta 3.9 Ghz.

Mientras que los de la gama Y que solemos verlos más en tablets y 2 en 1 quedarían de la siguiente forma:

  • i7-8500Y con 2 núcleos y 4 hilos hasta 4.2 Ghz.
  • i5-8200Y con 2 núcleos y 4 hilos hasta 3.9 Ghz.
  • m3-8100Y con 2 núcleos y 4 hilos hasta 3.4 Ghz.

Como ya sabemos y hemos dicho, estos procesadores pese a que quieren ser más potentes que los típicos Atom que suelen montarse en las tablets, lo que buscan es una mayor eficacia y eficiencia tanto energética como térmica.

Gigabit, potencia y autonomía

Lo que destacaríamos de ambas series es que vienen con un WiFi Gigabit integrado, que es el primero que llega a los chips móviles de Intel.

Además de esta mejora en la conectividad, lo que proponen estos nuevos procesadores tienen una ganancia en potencia comparada con sus antecesores de “2 dígitos”, según la propia Intel (aunque no han dado el número exacto) así que habrá que esperar a las pruebas y benchmarks cuando comiencen a llegar las versiones para review.

Finalmente, el tercer pilar en el que se apoyan estos procesadores es en una gran autonomía en lo que a batería se refiere, alcanzando hasta las 16 horas de uso normal y hasta las 19 horas con los modos de ahorro de batería. Como siempre, estos son datos teóricos que luego seguramente se vean mermados, pero aún así es una mejora bastante sustancial respecto a las 11 o 12 horas de autonomía de la anterior generación.

Si hablamos de temperatura y calor, la serie U presenta un consumo de 15W mientras que la serie Y lo baja hasta los 5 W.