A mediados de la semana pasada Microsoft liberó el enésimo parche de Windows 10 April Update destinado a la lucha contra Spectre, vulnerabilidad que lleva azotando a todos los procesadores modernos desde hace mucho tiempo.

En concreto, la actualización es la denominada KB4100347″ que Microsoft resume diciendo que Intel ha completado las validaciones que eran necesarias relacionadas con la variante 2 de Spectre y han comenzado a enviar micro códigos para las CPU recientes.

El problema se presenta únicamente en algunas CPU

Desde el lanzamiento del parche, varios usuarios han reportado errores relacionados con la actualización que suelen resumirse la mayoría en bloqueos en la pantalla de carga de Windows (la del logo), como por ejemplo explica este usuario en Twitter:

Según informan, el problema parece estar relacionado con que Microsoft está enviando la actualización indistintamente a todos los PCs, incluso a aquellos para los cuales no puede estar destinado puesto que sus procesadores no pueden recibirlo, incluso en la propia página de Microsoft acerca de la actualización informan de los procesadores para los que está disponible. Hay reportes de usuarios a los que incluso teniendo un procesador AMD, les ha llegado la actualización.

Puede tener solución

Si eres uno de los afectados, es necesario que desinstales la actualización si es que podemos iniciar sesión en el PC. Para ello debemos ir a Inicio, Configuración, Actualización y Seguridad, Windows Update, Ver historial de actualizaciones, Desinstalar Actualizaciones. Buscamos el código de la actualización y lo desinstalamos.

Esperemos que Microsoft arregle rápido el error y también esperamos que no tengáis ningún problema y, que de tenerlo, podáis remediarlo vosotros mismos.