Los cacos en el mundo digital están tan pendientes de nosotros como lo estarían en el mercado central de cualquier ciudad o pueblo. Millones de personas comprando despreocupadas en la red de redes es el sueño de cualquier malhechor y toda medida de seguridad es poca.

Aquellos tiempos donde poner largas contraseñas con caracteres de todo tipo, minúsculas, mayúsculas y números están terminando en favor de otros sistemas de autentificación. El ejemplo perfecto de renovación es el uso de parámetros biométricos para autentificar usuarios.

Muchos de nosotros ya tenemos lector de iris o de huella para desbloquear nuestro smartphone y es indudable su positiva aplicación en la autentificación online. Y esto es justo lo que han implementado en Microsoft Edge.

Windows Hello: un paso más allá

Se centra sobre todo en sacar provecho del hardware alrededor de Windows Hello. Ya sean lectores de iris o de huellas dactilares, para ingresar en cualquier web que requiera de autentificación huyendo al mismo tiempo de las inseguras contraseñas.

Esta nueva función está disponible en la build 17723 de Insider Preview o superior

Pero las novedades no terminan aquí, también podremos usar nuestro PIN de Microsoft (como el usado al iniciar sesión en nuestro PC) o una llave de seguridad FIDO2. Además, las páginas web que no estén preparadas para dar el salto al mundo “sin contraseñas” podrán valerse de la compatibilidad con dispositivos externos FIDO U2F.

Puedes encontrar toda la información y documentación de esta nueva API de autentificación en este enlace.