Qualcomm ha anunciado hoy que el procesador Snapdragon 850, que lanzará en un breve espacio de tiempo, está diseñado alrededor del sistema operativo Windows 10, para funcionar con PCs personales.

Este procesador traería grandes mejoras respecto sus predecesores. Una de las más relevantes es un aumento del 20% de la vida útil de la batería, junto con un nuevo modem y un renovado DSP. Además podría alcanzar hasta 1.2Gbps sobre 4G.

¿Tendrá un buen rendimiento?

La verdad, es muy dificil contestar a esta pregunta. ¡Tendría que probar uno de estos dispositivos! Y no parece que haya muchos por ahí, para poder hacerlo. Siempre se ha dicho que los procesadores x86 son mucho más veloces y potentes que cualquier ARM, y que estos existen debido a la necesidad de movilidad y batería.

He estado buscando un buen rato ejemplos para intentar dar respuesta a este punto. Una de las cosas con las que me he encontrado es con el anuncio de Microsoft, dónde ejecutaban Photoshop con mucha fluidez. No obstante, este vídeo podría ser una demo montada con un programa de vídeo o un ejemplo irreal.

Sin embargo, he encontrado algo. Un vídeo de un Youtuber dedicado a la informática y a la tecnología al cual sigo ha publicado un tutorial de cómo instalar Windows 10 ARM en una Raspberry Pi totalmente funcional. También ha publicado un vídeo donde podéis comprobar el redimiento, incluso ejecutando un emulador de la videoconsola SNES.

Si tenéis una Raspberry, en la descripción podrás encontrar el procedimiento. ¡Si realizas esto, no te olvides de contarnos tu experiencia!

¿Y mis aplicaciones X86?

La verdad, no tengo ni idea qué funcionará y qué no. Me atrevería a aventurar que todo aquello que está escrito sobre .NET funcionará sin problema alguno, ya que es muy probable que Microsoft esté trabajando en ello. Esto incluye las UWP y muchas aplicaciones de escritorio.

También, nos indica la propia Microsoft, que todas las apps x86 (Que no x86-64) funcionarán. Sin embargo no habrá soporte para las apps de 64 bits, quien sabe si por temas de licenciamiento, para evitar problemas legales con Intel.

El hecho es que Visual Studio ya puede compilar aplicaciones ARM para estos dispositivos, y podemos usar dichas apps x86 mediante emulación. Si la app no es compatible, siempre podrá el desarrollador recompilarla para ARM64. Para que podáis haceros una idea, en la Build 2018 hemos visto correr sobre ARM:

  • El subsistema Linux en Windows (Ubuntu, concretamente)
  • Spotify (La app de escritorio)
  • VLC
  • WinZIP
  • Asphalt 8: Airbone (Juego)
  • Excel, Word
  • Photoshop

¿Podremos ejecutar instaladores o sólo apps de la tienda?

¡Esa es fácil! En la Build 2018 esta diapositiva nos decía que hacer según el tipo de app que tuviéramos:

Como observaréis en la misma, si tienes una aplicación x86 nada más te tienes que asegurar de que la tienes en tu sitio web para que todo el mundo pueda descargarla y usarla mediante emulación. No hay restricción, podemos usar apps fuera de la tienda.

Ahora que sabemos que casi todo va a funcionar… ¿Qué apps lo van a pasar peor?

Según la propia Microsoft, mientras explicaban la emulación, el mayor “problema” (que parece que no va a ser mucho) lo van a tener las app que hagan muchos cálculos en la CPU. Las aplicaciones con muchas entradas ó salidas o las aplicaciones que usan mucho la GPU no tendrán problema alguno.

¿Qué opináis?

¿Creéis que podríais usar sin problema un dispositivo Windows 10 ARM o por el contrario usáis aplicaciones que pueden resultar problemáticas?