Parece que la llegada de Windows 10 Mobile se resiste, la gente de Redmond continúa trabajando a pleno rendimiento para que llegado el día, nuestros terminales con Windows Phone 8.1 funcionen igual o incluso mejor que ahora.

Y es que según las últimas noticias, algunos dispositivos que actualmente corren 8.1 necesitarían de una actualización de firmware. Al parecer deberemos descargar dicha actualización de forma separada y previa al sistema operativo, acorde a las palabras de un portavoz de la propia Microsoft.

Para los dispositivos con 8.1, Windows 10 mobile será solamente una actualización de software. pero para arreglar algunos problemas habrá actualizaciones de firmware para aquellos basados en 8.1 antes de poder recibir la actualización a w10

Continúa informando que actualmente no han comunicado específicamente que terminales con 8.1 recibirán la actualización de firmware, pero recomienda que antes de dar el salto a Windows 10 Mobile nos cercioremos de si nuestro Windows Phone tiene la última versión.

Este parece el último paso antes del cambio de política de Microsoft, gracias a la cual podremos actualizar nuestros smartphones via OTA sin necesidad de pasar por manos de, las normalmente lentas, operadoras de telefonía.

Relacionado:  La app universal de Ibercaja llega a Windows 10 y Windows 10 Mobile