En los últimos meses hemos discutido largo y tendido sobre las decisiones de Microsoft entorno a los dispositivos móviles, en particular sobre su estrategia con la gama Lumia y Windows 10 Mobile. Lo cierto es que Microsoft acaba 2015 con 31,3 millones de teléfonos vendidos bajo su sistema operativo lo que supone un 10,2% menos que el año anterior. Ante estas cifras son muchos los que sugieren a la empresa de Redmond que abandone esta batalla, en la que no consigue los resultados que si está consiguiendo en el negocio del Cloud, donde Microsoft se ha convertido en el más completo y universal proveedor.

Pese a las presiones de accionistas y analistas, Microsoft no piensa ni por asomo abandonar la movilidad y dejar el mercado expedito para su verdadero competidor, llamado Google(Alphabet). Lo cierto es que Microsoft está aun en obras, y no ha terminado su propuesta de valor móvil, la cual, está en plena construcción con la ayuda de millones de insiders que cada día ponen su granito de arena.

Personalmente, estoy seguro de que Microsoft superará a Apple antes de 2020 convirtiéndose en el segundo player del mercado de la movilidad, para asaltar la batalla del dispositivo de mano, en la década siguiente en dura pugna con Google. Permitidme indicar en que me baso para decir esto.

iPhone y las dudas de crecimiento a medio plazo 

Apple ha tocado techo y hace años que no ofrece innovaciones relevantes en el mundo de la movilidad ni a nivel de smartphone ni a nivel de tableta. Su modelo de beneficio se basa en la diferenciación que poco a poco va perdiendo al mantenerse ordeñando la vaca sin crear nuevos productos disruptivos en el mercado. Hay varias pruebas de que Apple está comenzando a sufrir un desgaste importante. El dato más palpable es que sus acciones han decrecido en el último año un 10%, teniendo de largo el peor resultado de las Big4 de la tecnología. El valor de la acción indica la confianza de los analistas e inversores a futuro y demuestra que nadie cree que Apple vaya a mejorar su posición de mercado sino al contrario poco a poco la irá perdiendo.

comparativa bursatil Apple microsoft amazon y google 2015

El próximo resfriado de iPhone generará una crisis de altas dimensiones en la marca de la manzana

Otro dato que apunta en la misma dirección es que Apple está vendiendo muchos menos iPhones de lo que esperaba, lo que ha provocado la cancelación de órdenes de producción a sus proveedores de componentes. Lo hemos visto en los últimos días en diferentes medios, algunos de los cuales hablan de hasta un 30% de reducción en la producción de iPhone 6s, según Nikkei Asia Review, debido al sobre-stock en los canales de venta de los de Cupertino.

Relacionado:  Descubrimos la nuevas funciones que llegan a Office 365

La tercera gran razón por la que iPhone puede sufrir es que Apple está obligada a diversificar las fuentes de ingresos. Apple hoy vive de iPhone, como veis en el cuadro de abajo, su Smartphone aporta 155B$ de los 233,7B$ totales lo que es el 66,5%. El próximo resfriado de iPhone generará una crisis de altas dimensiones en la marca de la manzana. Sus ejecutivos saben perfectamente que necesitan otros negocios que sumen miles de millones de dólares en facturación y sobretodo margen, o en poco tiempo tendrán problemas muy graves y una caída en bolsa a mucha mayor velocidad que la sufrida en los últimos meses. La necesidad imperiosa de diversificar el negocio genera sin duda dispersión en los focos, y desconcentración de los recursos. Si quieren vender otras cosas a parte de teléfonos tendrán que pasar parte del esfuerzo que hoy le dedican a desarrollar y vender otras soluciones. En la tabla adjunta podéis ver la segmentación del negocio de Apple en 2014 y 2015.

Apple 2015 results

Microsoft no lucha por vender teléfonos sino por vender plataforma

Satya Nadella en su última entrevista fue muy claro, no le interesa la conversación del market-share de los dispositivos. Lo que Microsoft tiene entre ceja y ceja es liderar el mercado de la plataforma de movilidad, por eso ha priorizado construir una plataforma sobre la construcción de los dispositivos. Todos sabemos que en 2015  los últimos Lumia han llegado tarde al mercado, dejando meses a los usuarios con una oferta antigua que ha provocado que en 2015 se vendan menos teléfonos con SO de Microsoft. Pero eso no es lo más importante en este momento para los de Redmond, Microsoft comenzará 2016 habiendo completado su estrategia en una primera fase, habiendo cambiado las reglas del juego. La salida de Windows 10 Mobile completará la primera fase de una plataforma común que toca PC, tableta, Consola y Smartphone. Estrategia que se completará del todo más pronto que tarde, con dispositivos móviles capaces de ejecutar las aplicaciones x86 y ser usados como verdaderos PCs, algo que reposicionan a Microsoft e Intel en un mercado de la movilidad donde hoy son “challengers”

Esta apuesta tiene un calado muy profundo, que pretende transformar los criterios de selección de un smartphone, pasando de los conceptos actuales como la calidad de la cámara, la pantalla, la duración de la batería, etc… a criterios nuevos como la experiencia integrada de todos mis dispositivos, la posibilidad de uso de un Smartphone como un PC, y conseguir con ello la implicación y apoyo de Intel y todos sus socios incluyendo a Samsung, HP, Dell, Lenovo, Acer, Toshiba, Sony... a los que este modelo de negocio les beneficia mucho más que el modelo Google/Android.

Relacionado:  Windows 10 Creators Update será más accesible soportando entrada y salida de texto en braille

Microsoft sigue en obras construyendo algo distinto y cambiando las reglas del juego en silencio y sin meter ruido, Apple y Google están ordeñando sus vacas, están cometiendo el mismo error que tuvo Microsoft en su llamada década perdida, en la que ordeñó sus vacas sagradas Windows y Office dejando pasar oportunidades como la del tablet-pc o la telefonía.

Google/Android el verdadero competidor

Android es realmente el competidor y no solo por que hoy disponga el 80% del mercado, sino porque Google tiene a los OEMs “comiendo de su mano”, como se dice vulgarmente. Google tiene una ventaja adicional, su negocio no es la venta de teléfonos, ni los royalties de software o patentes. El negocio de Google es la publicidad y la información, por tanto sus soluciones de movilidad no precisan generar un margen de beneficio directo. Esto nos lleva al concepto de gratuidad, que ha sido el que ha permitido que por muy poco dinero se pueda fabricar un teléfono de buenas prestaciones. Los fabricantes saben que el sistema operativo del robot verde, no les cuesta dinero y es la puerta a millones de aplicaciones gratis. Google ha conseguido que el usuario no tenga que pagar ni por buscar, ni por usar la mayoría de las Apps y, cada vez menos, por tener un Smartphone con potencia suficiente para navegar y socializarse. Android es una plataforma, y es precisamente en el mundo de las plataformas, y no tanto en el de los dispositivos, donde se va a dar la más grande de las batallas

comparativa Apple y Google store 2

Microsoft aún no tiene su nueva plataforma madura para pelear de tu a tu, pero pronto la tendrá. Eso junto con toda la fuerza de las Apps x86, la enorme comunidad de desarrolladores .NET afines a los de Redmond, la fuerza de Intel y el apoyo de todos sus socios OEM es bastante lógico pensar que la guerra de plataformas no ha hecho más que empezar y Microsoft es quien más tiene por ganar.

¿Cómo lo ves? ¿Crees que Microsoft alcanzará la relevancia que desea en el mundo de la movilidad?