Una de las metas de Microsoft es sin duda facilitar en la medida de lo posible la vida a aquellas personas cuyo camino, por diferentes motivos, se encuentran en su día a día con grandes obstáculos. Personas a las que la vida les pone una zancadilla cada día.

En esta Build 2017, como ya hizo la compañía de Redmond en 2016 con la presentación de los Cognitive Services, nos ha enseñado su lado más humano al mostrarnos Project Emma, un proyecto con el que Microsoft espera facilitar la vida a las personas con Parkinson, una enfermedad degenerativa producida por la muerte de neuronas de la sustancia negra productoras de dopamina, un neurotransmisor encargado del correcto control del movimiento. Su falta se traduce en temblores, rigidez, lentitud de movimientos e inestabilidad postural.

Emma Lawton, la protagonista de esta historia

El Parkinson es una de esas enfermedades que cambia por completo tu vida, una enfermedad que según los últimos informes de la Fundación Europea para la Enfermedad de Parkinson afecta a 6,3 millones de personas en todo el mundo. Una de estas personas es Emma Lawton, una joven diseñadora gráfica de treinta y tres años que desde hace cuatro tiene diagnosticado Parkinson. Una enfermedad que destruyó las dos cosas más importantes para Emma, dibujar letras y líneas.

Haiyan Zhang, la ingeniera que cambiaría la vida de Emma Lawton

Entonces apareció Haiyan Zhang, una mujer con una mente brillante empeñada en que la tecnología puede y tiene que cambiar para bien la vida de las personas. Una mujer que desde su puesto como Directora de Innovación de Microsoft Research Cambridge decidió que era su responsabilidad ayudar a personas como Emma.

Así nació Project Emma, un proyecto de investigación que llevó a Haiyan Zhan a buscar un dispositivo capaz de luchar contra los síntomas de la enfermedad. De esta manera, después de estudiar en profundidad el Parkinson y de desarrollar muchos prototipos, Zhan consiguió construir un prototipo capaz de contrarrestar los movimientos involuntarios provocados por la enfermedad mediante movimientos contrarios.

Project Emma o cómo la tecnología puede cambiar la vida de una persona con Parkinson

Una vez logrado el objetivo, la idea estaba clara, había que conseguir reducir de forma significativa el tamaño de aquella placa base y de todos sus componentes. Ese era Emma, un wearable que recibe el nombre de la persona a quien iba destinado y que, como podemos ver en las imágenes, tiene un tamaño similar al de cualquier smartwatch que podemos encontrar en el marcado.

Project Emma o cómo la tecnología puede cambiar la vida de una persona con Parkinson

Muchas gracias Microsoft y muchas gracias Zhang por hacer más sencillo el difícil camino de personas como Emma Lawton. Cosas como esta son las que hacen grandes a las compañías y a las personas. Esperemos que cada vez sean más las personas que, como Zhang, deciden emplear la tecnología para el bien del ser humano.

  • VoxSigma

    Este es el propósito último de la ciencia y la tecnologia: paliar las enfermedades, contribuir a nuestro desarrollo en positivo como especie. Por este tipo de cosas son por las que me asombra y me asusta la ciencia

  • Juan De la Cruz

    Es un invento asombroso.

    Solamente diría que esperaba un video más informativo/técnico y no un video genérico de marketing para mostrar lo geniales que somos.

  • Simplemente maravilloso como le va a cambiar la vida a mucha gente.

  • Andres

    Que genial.

  • Álvaro

    uauuuuuuu las imágenes hablan por si solas