Durante el CES también hemos tenido la oportunidad de ver equipos destinados a otros fines, más allá del consumo o la empresa. MSI no ha perdido la oportunidad y ha presentado sus estaciones de trabajo móviles potenciadas por procesadores Intel de séptima generación y tarjetas gráficas Nvidia Quadro.

MSI apuesta por la potencia de Nvidia Quadro

Estos equipos están diseñados para trabajar con aplicaciones de realidad virtual. El nuevo WT73VR, cuyo nombre no acompaña a las especificaciones, cuenta con la novísima Quadro P5000 y procesadores Intel de séptima generación o Xeon. Estas especificaciones permiten al WT73VR trabajar con Autodesk Stingray y otras aplicaciones pesadas haciendo uso de un accesorio de realidad virtual.

El WS63 es un equipo portátil ligero, pesa menos de dos kilos y tiene un grosor de 175 milímetros. A pesar de que pueda parecer que no es ligero ni fino, hay que considerar que cuenta con un procesador Intel Core i7 de última generación y una Quadro P3000 con 6GB de memoria GDDR5. Esto es posible gracias al sistema de enfriamiento Cooler Boost Trinity, que consta de tres ventiladores y cinco vías de extracción del calor. Además, este equipo de MSI cuenta con soporte de Windows Hello a través de un lector de huellas.

La nueva serie WE es la serie enfocada a los profesionales, incluye un procesador Intel Core i7 de 7ª generación y una tarjeta gráfica Nvidia Quadro M2200 con 4GB de memoria GDDR5. El WE72 lleva una pantalla de 17,3″ con resolución FullHD 120Hz y 5ms. EL WE62 tiene una pantalla de 15,6″ FullHD. Múltiples soluciones para los usuarios que demandan más potencia.

De momento MSI no ha hecho declaraciones sobre el precio de estos equipos. Teniendo en cuenta el hardware que llevan, no son portátiles para todos los públicos pero, los profesionales agradecerán la llegada de los nuevos equipos de MSI.