Las empresas tienden a estancarse, es una realidad y es difícil verlo desde el interior. Microsoft cuenta con 41 años de historia y, estaba estancada. Este gigante tecnológico solo ha tenido 3 CEOs en toda su historia y Satya Nadella iba a ser inspeccionado con lupa.

Su decisión más polémica, de puertas adentro, fue cuando el año pasado invitó a los CEO de las compañías que habían sido adquiridas por Microsoft. Satya les invitó a una reunión de altos cargos de la compañía. Algunos altos cargos criticaron ese cambio tomado por Satya y este indicó que estos ejecutivos ofrecían otras perspectivas a la visión de la empresa.

Mobile first, Cloud first

Bajo este sencillo lema, Satya ha querido cambiar el enfoque de la compañía, que se acerca al medio siglo de vida. Los últimos años se había visto superada en algunas áreas por sus rivales Apple y Alphabet/Google. Había que cambiar para poder adaptarse a la nueva realidad. Microsoft era una compañía que nació antes de Internet y que debía cambiar.

La evolución en los últimos años

Bajo el mandato de Nadella, debía luchar ante uno de los elementos clave. La supervivencia de su producto estrella, Windows, y surgir como un líder en la época de la nube. Los dispositivos móviles y los cambios en la tecnología han afectado a empresas legendarias como Intel, IBM, o las caídas AOL y Yahoo.

Ante tal situación Microsoft debía cambiar su perspectiva aunque chocase con la anterior, aunque algunos empleados hablasen de falta de respeto hacia ciertos productos con solera. Los nuevos trabajadores ya no tenían la timidez a la hora de expresarse, su objetivo es trabajar en una nueva Microsoft.

El cambio cultural en Microsoft

Al adquirir nuevas empresas, los altos cargos que llegaban a Microsoft permanecen y son consultados. Ahora tienen la libertad de indicar donde falla la estrategia bajo su punto de vista e incluso realizan talleres para ejecutivos sobre innovación. Prueba de ello es la participación de la empresa en áreas de código libre, que antes eran mencionadas como “cáncer” por Steve Ballmer hace años.

A pesar de todo, Satya Nadella se muestra conservador. “Si hubiésemos hecho todo de manera correcta, especialmente aprender de otros, no habríamos perdido las grandes modas tecnológicas”.

Si hubiésemos hecho todo de manera correcta, no habríamos perdido las grandes modas tecnológicas

Se está dando voz a los recién llegados de otras empresas como Javier Soltero, creador de Acompli o Chad Fowler, el creador de Wunderlist. Por supuesto no podemos olvidarnos de Nat Friedman el creador de Xamarin. Estas personas ofrecen un punto de vista diferente, fresco que llega a la compañía sin miedos ni vergüenzas a la hora de expresarse.

Relacionado:  No te pierdas TechFest 2017, un gran evento para estudiantes y profesionales de la informática en la URJC

Durante sus dos años y medio como CEO, Satya Nadella ha adquirido 36 compañías, casi el triple de las que adquirió Steve Ballmer en sus dos últimos 30 meses. Hace unas semanas Microsoft ha podido cerrar su mayor adquisición, la compra de LinkedIn por 26,2 miles de millones de dólares.

Esta compra también incluye nuevas voces con gran experiencia a la hora de crear servicios web, algo en lo que Microsoft nunca ha triunfado. El propio CEO de LinkedIn considera que la cultura que intenta crear Satya está alineada con la de LinkedIn.

Se expanden las relacionesLa reducción del beneficio en Windows es lo que ha permitido a Microsoft diversificar la compañía y apostar por otras tecnologías. Lo que podía haber sido un problema fue el impulso que marcó el cambio en Microsoft. Así Windows pasó de proporcionar un tercio de los beneficios de la compañía a menos de una quinta parte.

La diferencia entre crear y comprar

La empresa de Redmond tiene un gran músculo en el área de la ingeniería y, si es posible crearán un servicio para satisfacer una necesidad del mercado. Los casos en los que se produce una compra son debidos a un problema manifiesto de nulidad en un área de interés. Microsoft no puede permitirse no estar presente en un área de interés para los usuarios.

Sin embargo, las compras que ha realizado Nadella se han centrado en fortalecer los productos existentes para poder competir contra sus grandes rivales. El problema de una compañía tan diversificada es que hay múltiples rivales. A los ya mencionados habría que añadir Amazon Web Services o Salesforce entre otros.

Nadella apostó por la compra de diferentes compañías para fortalecer elementos clave de la compañía como Office 365 o Microsoft Azure. No solo se trata de mejorar los servicios, también hay que dotarlos de seguridad, por eso se compró Secure Islands y Adallom.

Office en varios dispositivos

Estas compras se vieron justificadas por los resultados. Office 365 ha visto como ha crecido un 54% en el último año fiscal y Azure ha doblado sus ventas (aunque sigue siendo una quinta parte de AWS). Grandes voces de la industria han visto patente este cambio. Facebook ha cambiado a Office 365 y alaba el cambio de Microsoft. Aaron Levie, CEO de Box, considera que Microsoft ha conseguido pasar de un segundo plano al centro de la palestra en tan solo tres años.

Javier Soltero, creador de Acompli, indica que su trabajo en Redmond es como ir con un espejo para que se examinen detenidamente los productos y los métodos. Hay que sincerarse e indicar en que son buenos y en que no. Esto le valió a Soltero para ser el encargado del negocio de Outlook y el mes pasado ascendió y ahora gestiona toda la estrategia de Office.

Relacionado:  Estas son las novedades del mes de enero del Programa Insider de Office

Así, la compra de Acompli no solo ha supuesto la incorporación de grandes apps en Android e iOS. Con Javier Soltero ha llegado un ejecutivo capaz de presionar a todo un departamento para conseguir recuperar la gloria del pasado. Al final se ha pasado de una simple app a gestionar mejor todo el área de Office.

Microsoft vuelve a estar de moda

La perspectiva ha cambiado, deben ofrecerse alternativas desde la creación de programas hasta los servicios. La competencia es feroz y si no se abre la mente el usuario utilizará el producto de los rivales.

Los ciclos de actualizaciones de Microsoft ya no son anuales, se actualiza con la mayor celeridad. El objetivo está muy claro, ofrecer siempre a los usuarios las últimas novedades en cuanto se puedan usar. No hacerles esperar y demostrar que el producto evoluciona para sus necesidades.

Microsoft ha conseguido cambiar la dinámica de años anteriores. Sin embargo, el 2017 tiene tareas pendientes donde demostrar que sucede en las áreas que no son tan prometedoras. Este próximo año nos esperan novedades muy interesantes en todos los pilares de la compañía, incluyendo la incorporación de LinkedIn al grupo de empresas.