Las cosas le funcionan realmente bien a Microsoft en su faceta más empresarial. Tanto es así que acaba de firmar un multimillonario contrato para proveer de servicio técnico y consultoría al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. La cifra asciende a la friolera de 927 millones de dólares.

La historia de este contrato se remonta al pasado febrero, cuando Microsoft y el Departamento de Defensa unieron fuerzas para actualizar a Windows 10 los dispositivos de sus empleados, nada más y nada menos que 4 millones, en un plazo de 12 meses.

Por el momento, la propia Microsoft ha reconocido que es el mayor trato empresarial referente a Windows 10.

El plazo anteriormente nombrado está a punto de llegar a su fin. Y parece que el Departamento de Defensa ha vuelto a recurrir a la empresa de Redmond para proveer servicios de soporte técnico necesario para la transición a Windows 10. Otra rama que contempla el contrato es el de consultoría, de vital importancia para estamentos gubernamentales, además del mantenimiento general de los equipos.

También en 2013, el Departamento de Defensa firmó un acuerdo similar con Microsoft con el objetivo de implementar equipos con Windows 8. Pero en aquel entonces “tan solo” 350.000 empleados vieron la actualización de sus equipos. Este tipo de contratos reafirman la seguridad del último sistema operativo de Microsoft, tan puesta en duda desde su lanzamiento pero que ha ido demostrando su valía en el terreno.

Relacionado:  Microsoft finalizará el soporte de la versión 1507 de Windows 10 el 26 de marzo